Cómo librar la guerra contra el ácaro Tetranychus urticae en la producción de rosas – lecciones aprendidas del control biológico

Cómo librar la guerra contra el ácaro Tetranychus urticae en la producción de rosas – lecciones aprendidas del control biológico

Autor: Dr Lisbeth Riis, PhD
Scarab Soluciones Colombia S.A.S.
Correo: lisbeth@scarab-solutions.com

Ha tomado tiempo aprender las lecciones cruciales sobre el uso de control biológico del ácaro plaga Tetranychus urticae en la producción de rosas industriales. Las lecciones han enseñado que, sí, se puede liberar ácaros depredadores (Acari: Phytoseiidae) a un cultivo de rosas y poner sus ácaros plagasbajo control, pero no es el control biológico clásico donde se liberan depredadores que luego se alimentan de la presa, se multiplican y reduce la población de la presa hasta que las dos poblaciones finalmente oscilan en un equilibrio. Mientras que los productores de rosas colombianos han avanzado con el control biológico, todavía hay lecciones que aprender de sus homólogos kenianos, muchos de los que  ahora tienen el control biológico “incorporado en su ADN”.

Piensa “biopesticida”

Los ácaros depredadores se ponen a trabajar en cultivos industriales de rosas de la misma manera que un biopesticida. Los ácaros depredadores se reproducen muy poco en el cultivo de rosas industriales y los productores tendrán éxito cuando apliquen una metodología de liberación adecuada.  Usted, el productor, libera los ácaros depredadores que se alimentan de las presas, ácaros plagas. Sin embargo, los autores[2] de este artículo han sido testigos a lo largo de 15 años de que la reproducción de depredadores en rosas industriales de invernadero es baja, probablemente debido al efecto directo tanto acumulativo de otros pesticidas y fungicidas necesarios para el cultivo. Por lo tanto, usted, el productor, tendrá que seguir liberando depredadores como si fueran un biopesticida. La buena noticia es que se paga cuando lo hace bien.

Aquí hay una fórmula simple de tres pasos para tener éxito con su control biológico de los ácaros plagas.

1. Comience cuando la población de ácaros plagas es baja

La primera lección para obtener éxito es comenzar la liberación de ácaros depredadores cuando y donde la población de ácaros plagas es baja. No desafíe a su proveedor de ácaros depredadores comenzando en su casa más infestada de ácaros plagas. Ni usted, ni los ácaros depredadores ganarán esa batalla. ¿Por qué? Porque la reproducción de los ácaros depredadores en invernaderos de rosas industriales no será lo que se espera de acuerdo con el control biológico clásico.

Los depredadores se alimentarán de los ácaros plagas, pero reproducen comparativamente pocas crías. Por lo tanto, la regla número uno es primero reducir su población de ácaros plagas con productos químicos compatibles en el cultivo, es decir, químicos con persistencia de corto plazo. Por ejemplo, organo-adyuvantes de silicona, como Silwet Gold, es una buena opción, pero asegúrese de no asperjar en la luz solar directa.  Su proveedor de ácaros depredadores también puede proporcionarle una lista de productos químicos compatibles. Recuerda que, en esta etapa, es la persistencia de corto plazo que importa y no si el producto mata a sus ácaros depredadores porque esto es antes de que se liberen los ácaros depredadores. 

2. Excelente monitoreo y análisis

El uso de ácaros depredadores tiene un costo. Excelente monitoreo y mapeo de las ubicaciones con deficiencias de depredadores le ayudará a reducir significativamente ese costo mediante la liberación espacialmente focalizada de los ácaros depredadores donde solo hay ácaros plagas y un número insuficiente de depredadores. Esto ayuda a evitar el desperdicio de ácaros depredadores donde no hay ácaros plagas o donde hay suficiente número de depredadores. Esto requiere un dedicado monitoreo y una buena herramienta analítica, que es clave en el control biológico.

La persona encargada del monitoreo dedica la mayor parte de su tiempo a (1) caminar diligentemente a través del cultivo, (2) en buscar a fondo las plagas y enfermedades en cada punto de observación y (3) registrar las observaciones. Si la persona simplemente registra la presencia sólo obtendrá información sobre la incidencia de plagas y no obtendrá la comprensión completa de la distribución espacial de la severidad de la plaga.

Incluso si el explorador registra plagas en una escala de puntajes, pasará un poco más de tiempo en contar la plaga en una unidad de muestreo predefinida y luego concluir qué nivel de puntaje que debe registrar. Estos puntajes clasificados no son datos continuos como nuestro sistema de números – y por lo tanto no son buenos datos para los análisis estadísticos. En lugar de tener al monitor pasando tiempo en pensar en qué clase de puntaje debe registrar, la misma cantidad de tiempo se invierte mucho mejor en el registro de los conteos reales. Hay excelentes métodos para conteo rápido donde un buen proveedor de monitoreo puede capacitar a sus monitores para implementarlo.

3. Mapear, monitorear y gestionar

Registrar los conteos espacialmente permite que el análisis espacial correspondiente mapee la deficiencia y la suficiencia de los ácaros depredadores. La liberación continua de ácaros depredadores en los lugares con deficiencia de depredadores debería hacerse continuamente. Liberando las cantidades que llevan la proporción de ácaros depredadores a ácaros plagas por debajo de 1:10 reducirá el tiempo necesario para controlar los ácaros plagas.

Las liberaciones dirigidas focalizadas serán más efectivas al aplicar el cazador fuerte y especializado de los ácaros depredadores, Phytoseiulus persimilis, que se alimenta específica y exclusivamente de los ácaros plagas, Tetranychus urticae.

Las liberaciones generales deben llevarse a cabo aplicando el resistente, más ‘generalista’ y más rentable Neoseiulus californicus (anteriormente conocido como Amblyseius californicus) que puede sobrevivir sobre presas alternativas como otros ácaros y polen, donde o cuando la población de ácaros plagas es muy baja y el gran cazador Phytoseiulus persimilis no tendrá muchas opciones de alimentación.

Un excelente almacenamiento de los resultados analíticos históricos de todos los monitoreos permite la evaluación crucial de las intervenciones. La evaluación de la eficacia de las intervenciones garantiza que las lecciones se aprendan rápidamente, se evite un costoso esfuerzo desperdiciado y permite que las irregularidades se detecten a tiempo.

Liberación de ácaros depredadores

Jugar el juego de espera no paga – solo prolonga el dolor

Si usted, productor, libera muy pocos ácaros depredadores, en lugar de llevar suficientes «soldados» a la guerra, prolongará el tiempo de la batalla. Si usted es un productor de rosas industrial y tiene la intención de esperar que la dinámica de control biológico clásico se ponga en marcha, está esperando en vano. En cambio, si aplica la estrategia de arrancar con un abundante ejército de ácaros depredadores y controla todo el proceso con excelentes herramientas de monitoreo y analítica, ganará la guerra rápidamente en lugar de prolongar el dolor y aumentar los costos a largo plazo.

Por un lado, cuando reemplaza sus acaricidas por ácaros depredadores, otras plagas que antes fueron suprimidas por los acaricidas pueden ahora inevitablemente estallar. Este es un desafío incómodo para los productores que aplican control biológico. Por otro lado, ya que usted necesita asperjar pesticidas contra estos «nuevos» problemas de plagas, es probable que estos pesticidas afecten negativamente a su población de ácaros depredadores.

Sin embargo, hay otra gran ganancia de esta estrategia. Primero, necesita bajar la población de ácaros plagas a cero y, eso es posible si ejecuta diligentemente la estrategia de guerra descrita anteriormente. Una vez que la población de los ácaros plagas es tan cerca de cero como sea posible, ya no es tan sensible acerca de la población de ácaros depredadores porque no quedarán muchos de ellos. De todos modos, han hecho el trabajo. Puede asperjar tranquilamente sus otras plagas siempre y cuando elija pesticidas con efectos residuales cortos, lo que le permitirá volver con el resistente y rentable Neoseiulus californicus cuando vea signos de ácaros plagas regresando.

Limpie el invernadero

La estrategia descrita anteriormente puede permitir a los productores limpiar con éxito un invernadero de ácaros plagas y pasar al siguiente invernadero. Es indispensable que usted aplique la misma estrategia simultáneamente en los invernaderos que comparten el mismo personal y mantenga alejados a otros trabajadores de otros invernaderos infestados de ácaros plagas para minimizar la reintroducción de ácaros plagas de otros lugares del cultivo. En muchas fincas de rosa, el mismo grupo de trabajadores opera en dos invernaderos, por lo que se debe emparejar estos invernaderos y aplicar la misma estrategia en estos al mismo tiempo.

Limpie un par de invernaderos y una vez que los invernaderos estén limpios páselos a ‘modo de mantenimiento’ con liberaciones generales ocasionales de su amigo resistente neoseiulus californicus, combinado con monitoreo continuo y análisis espacial a medida que continúa su estrategia de guerra en los siguientes invernaderos y eventualmente limpiara toda la finca.

¡Hasta el último ácaro!

Nunca se puede relajar, pero es fácil cuando se establece una estructura sólida de trabajo. Identifique un «especialista» de control biológico serio y determinado entre su personal y dedíquele la tarea de liderar las liberaciones de depredadores y mantener la guerra hasta que caiga el último ácaro plaga. La clave es combinar las liberaciones dirigidas con el gran cazador (Phytoseiulus persimilis) y liberaciones generales para el mantenimiento con su amigo resistente (Neoseiulus californicus).

La razón para continuar hasta el último ácaros plaga es porque así es cuando se vuelve rentable. Usted habrá quitado una gran carga de sus hombros – como usted ya tendrá la libertad de asperjar sus otras plagas y enfermedades sin estresarse demasiado acerca de sus ácaros depredadores. A usted le quedarán pocos depredadores y casi nada de los ácaros plagas, por lo que verá los resultados en un cultivo de mejor calidad, sin que sufra de los fuertes acaricidas. Libera a pocos depredadores, aquí y allá, y de vez en cuando, de acuerdo con sus resultados del monitoreo.

“Nos hemos beneficiado significativamente de la mejora en la información y análisis entregados por esta tecnología”, explica el Ing. John Ngugi, gerente técnico de Equinox Horticultura cerca del Mt. Kenia en África Oriental.

“Una vez que teníamos la estructura y las medidas de control en su lugar, hemos reducido nuestros requisitos para Phytoseiulus persimilis en un 60-90%, dependiendo de la temporada.”

Es un gana-gana

Esta es una triple ganancia. Usted como productor se beneficia de una mejor calidad de su producto final y de menores costos a largo plazo en el control de plagas. El proveedor de depredadores habrá aumentado su mercado en términos de hectáreas, tal vez vendiendo menos por hectárea, pero venderán a un mayor número de hectáreas. Y, por supuesto, el medio ambiente se beneficia de un menor uso de acaricidas.

 

 

 

Compartir

Share on twitter

Cómo librar la guerra contra el ácaro Tetranychus urticae en la producción de rosas – lecciones aprendidas del control biológico

dgdg
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Mensaje Enviado Correctamente